miércoles, 20 de noviembre de 2013

Familia Súarez- Natal ( Ellos también hicieron Copetonas)

En La Plata, 2° Año de Escuela de Policía  Hermenegildo Súarez, 2° a la izquierda.

Misma foto, ampliada.
El pueblo de Copetonas lo veía hacer su recorrida a caballo.

Este hombre, de mirada triste, cuidó de nosotros SIEMPRE:

Casamiento de Carmen Lozano y Alberto Súarez.
Una hermosa familia.
Mayores y juntos...Los 5 hijos, y la presencia de una ausencia...

Amanda en sus 90 años, junto a todos sus nietos.
A la derecha, Roberto, con amigos...

Qué estará diciendo?

Amanda y sus hijos, en su cumple N° 90.

Qué lindo, poder escribir sobre esta familia !!
Qué bueno dejar plasmado aquí el paso por nuestro pueblo, de Hermenegildo Súarez, ejemplo de Policía!
Pero voy a empezar esta historia desde el principio:
Ambos eran oriundos de Tres Arroyos. Amanda Esther Natal y Hermenegildo Justino Súarez  Se casaron y mientras sus hijos iban llegando a este mundo para agrandar la familia, a él lo destinaban a distintos lugares . Siempre como Policía, Súarez estuvo un tiempo en Tres Arroyos, también en Orense, luego en Reta y finalmente en Copetonas, su último destino.
Sus hijos, por orden cronológico, son: Amanda Esther, Ofelia Noemí, Alberto Omar, Nélida, Alicia y Roberto.
Ofelia nació en Orense. Y Roberto en Reta. Con respecto a éste último, hay una anécdota muy graciosa: Amanda (madre) viviendo en Reta,  estaba a días de dar a luz al que sería su hijo menor. En Reta no había médicos, y para no llamar al doctor de Copetonas, el más cercano, y que tal vez llegara tarde, decidió ir con antelación a Tres Arroyos , donde estaban sus mayores,a esperar a la criatura. Preparó un bolso con las ropas que lleva una futura mamá -sus prendas y las del bebé-, y allí partió, dejando a su esposo con los otros cinco hijos.
Pero, en Tres Arroyos el parto no se dió enseguida, y extrañando mucho a su familia, Amanda tomó un día el colectivo de vuelta, para verlos, solamente, de manera que dejó su bolso con las prendas en la ciudad.
Aurelio Rodríguez, que era gauchazo, la llevó en "El Trébol" hasta Reta, a puro barquinazos,( porque recordemos que faltarían muchos años aún para que llegara la ruta). Y la dejó con su familia. Nadie imaginó que esa noche, por lo adelantado de su embarazo, y el traqueteo del colectivo, estaría visitándolos la cigüeña...pero llegó! Qué hacer? La ropita estaba en Tres Arroyos, dentro de un bolso.Médico no había. A quien acudir? Súarez salió poco menos que volando a buscar a la curandera de nuestro pueblo, Doña Telma..Cuando llegó con ella  ya había nacido Roberto, ¡otro varoncito! Pero para ayudar en la emergencia, también habían llamado a la cocinera de un hotel del balneario, llamada Manuela Sánchez, que con el correr del tiempo sería de la familia, porque era la abuela materna de Caho Prado, quien se convirtió con los años en esposo de Ofelia.
Al final, todo terminó felizmente. Y con los años siempre se recordaba el episodio
En definitiva, los hijos de Amanda y Hermenegildo (conocido dentro de la familia con el apodo de" Macho" ) , por orden cronológico, fueron:
Amanda Esther, hoy casada con José Vázquez, que viven en Copetonas y de cuyo matrimonio nacieron Norita, Norma, José Luis y Martín -éste último Jefe del Registro Civil-..
Ofelia Noemí, casada con Nelson (Cacho) Prado, quienes viven en Copetonas, y de cuya unión nacieron Lucrecia Noemí, Patricia Virginia y Adriana Nilda.
Alberto Omar, quien se casó con Carmen Lozano,  quienes tuvieron una hija: Cecilia Luján.
Nélida se casó con Héctor (Tito) Llanos,  y viven en Mar del Plata. De este matrimonio nacieron Marcelo y Ma. Eugenia.
Alicia se casó con Luis Trujillo, y viven en Tres Arroyos. Ellos son padres de María Alicia y Viviana Mabel.
Roberto, el menor, se casó con Sara Jensen, y de esa unión nacieron Ruben, Raul y Andrea.
Pero esta hermosa familia, también sufrió un dolor terrible, cuando perdió a Alberto, en el Reta Yo se que muchos recordarán la tragedia, pero igual la voy a referir aquí: Alberto tenía unos 25 años, hacía poco tiempo que se había casado. El día del terrible suceso, Alberto estaba dentro del mar, pero cerca de la orilla, procurando pescar , mientras su esposa y su pequeña hija de apenas un año,permanecían sentadas en la arena, como tantas y tantas familias.
De pronto, todo se precipita, Alberto desaparece en el mar, allí mismo donde hacía pie, y a pesar de la desesperación de sus amigos, no lo hallaron. Imaginen a su esposa,junto a la hijita de ambos, ahí, viviendo ese momento...
Alberto no apareció. Durante un mes , cada día , salían a buscarlo, a "rastrillar" el mar, -aunque ya se sabe que al mar insondable nadie lo puede "rastrillar"-, pero de Alberto no se supo nada mas.
Ofelia me contaba que aún hoy, la mamá dice que" Alberto está de viaje", ya que nunca encontraron el cuerpo.
Lo que ha sufrido esta familia! Tal vez ahí está la razón de los ojos tristes de Hermenegildo. El, que habría visto tantos dramas, y que seguramente habrá ayudado a evitar otros, nada pudo hacer por su hijo.
Y aquí vuelvo a centrar mi mirada en su figura, para decir que vivió en familia y en lo laboral, como Servidor Público, con absoluta coherencia. Era un hombre corpulento, serio pero afable, que cumplía y hacía cumplir la ley, pero sin atropellos ni prepotencia. De agente policial, ascendió a Cabo y luego a Sargento, pero no por ello hubo cambios en su trato con los vecinos. Han pasado muchos policías en funciones en Copetonas, pero creo que, y sin temor a equivocarme, el recuerdo de Suárez  está ligado a todos los que vivimos su mismo tiempo, como ejemplo del policía ejemplar.
Hoy, Hermenegildo ya no está, sólo vive su esposa, Amanda.

Mi agradecimiento a Ofelia, quien me brindó todo este material.


Mientras vivieron en Copetonas, la familia Súarez-Natal habitó en la casa que ocupa Laura Noemí Sorensen de González, con su esposo e hijos. Exactamente enfrente de donde hoy vive Pichín Larramendi, vivía la familia de Pedro Luro, ya casado en segundas nupcias, con su esposa e hijos. Esa cercanía hizo que naciera entre ellos una profunda amistad,que perdura hasta el día de hoy.

2 comentarios:

  1. HERMOSA FAMILIA, Y EL SARGENTO SUAREZ, UN SEÑOR!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. MUY BUENA GENTE! Y MUY AGRADECIDA, PORQUE SENTÍAN QUE EL POLICÍA QUE HABÍA SERVIDO TANTO AL PUEBLO, NO HABÍA TENIDO UN RECONOCIMIENTO EXPLÍCITO HASTA QUE APARECIÓ ESTE POST. COSAS HERMOSAS QUE ME GRATIFICAN.

      Eliminar