jueves, 17 de mayo de 2012

Ricardo Poulsen y familia. (ellos también hicieron Copetonas)

Escribo sobre esta familia, en base a los recuerdos que tengo, ya que hace años perdí contacto con ellos. Pero vivieron tanto tiempo en el pueblo, que merecen una mención. Además, nos frecuentábamos, éramos amigos.
Ricardo Poulsen, el jefe de familia, era un dinamarqués que trabajaba en el campo, y en sus últimos tiempos era camionero. Su señora, Carmen (no se el apellido) también dinamarquesa, y una hija, María Inés, conformaban el grupo familiar. Vivían en una casa sobre la calle Misiones, entre Independencia y Avda. Belgrano.. La casa constaba de gran terreno, y lindaba con la de Valerio Villarreal y su numerosa familia. Todo era planta baja, salvo una pieza que por sobre la cocina habían construido, pero con la particularidad de tener su puerta de acceso, hacia atrás, sin escalera alguna. Por tanto, en el exterior se le apoyaba una escalera de una hoja, de madera, para subir a ese lugar. Para que habían hecho una habitación arriba, sin acceso incluido? Quien la hizo?  Yo no lo se.
 Estoy hablando de la década del sesenta. María Inés tenía unos años (pocos), mas que yo, por lo tanto, fuimos amigas. Y nuestras madres entre ellas también. Yo iba cada tarde a leer revistas, pero a ese lugar mágico que era la pieza de arriba. Allí, despojado de todo mobiliario, aparecía un recinto de paredes recubiertas de arpilleras, caleadas, y en ese espacio blanquísimo, sobre el piso, revistas, revistas y revistas!!
 Que atracón de lectura nos dábamos! Parece mentira, ( ya lo he contado otras veces), eran tiempo de esfuerzos económicos para todos, pero a nadie le faltaba una monedita para comprar Idilio, Nocturno, Billiken, revistas de moda, Mecánica Popular, La chacra,etc.,etc.,etc.
María Inés Poulsen
El tiempo pasó, inexorablemente, y María Inés se hizo señorita antes que yo. Trabajaba de modista, con precisión y prolijidad extrema.
Mientras, Ricardo, padre de María Inés había tenido un accidente: cuando se preparaba para carnear un chancho ( no se decía cerdo en esa época), y en ocasión de tener agua casi hirviendo en una gran olla, en el piso, sobre un improvisado fogoncito de ladrillos,-como se acostumbraba-, quiso pisar en el borde, y se le fué el pie y la pierna dentro de la olla. Ese infortunado accidente le causó una quemadura, que con el tiempo se transformó en úlcera y que nunca cerró. Finalmente, mucho tiempo después  Ricardo falleció creo que a causa de eso.
 Primero María Inés, y luego su mamá,  se fueron a vivir a Bariloche. Allí María Inés se casó muy bien, y volvió varias veces al pueblo.
Con los años, perdí contacto con ella, pero, esté donde esté, le envío este recuerdo  porque aunque no sepamos de ellos hoy, TAMBIEN HICIERON COPETONAS!

2 comentarios:

  1. Hola Maria del Carmen, nunca olvide Copetonas, y todos los años paso por alli camino a reta, mi colegio 25, puf muchos recuerdos. Gracias por esta hermosa notita, ahaha me olvidaba, soy "ricardito" ayer(24-11-2016) charlando con mi vieja, le comente de tu hermosa pagina de Copetonas, se emociono sobremanera. Un abrazo muy grande,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. RICARDITO, HIJO DE MARIA INES? SI ES ASÍ, ME MUERO DE EMOCIÓN Y ALEGRÍA! HE SOÑADO MUCHO CON ENCONTRARLOS! OJALÁ PODAMOS ESTAR EN CONTACTO DE AHORA EN MAS. GRACIAS POR TUS ELOGIOS.
      SI TE PARECE, CONECTAMOS A TRAVES DEL MAIL
      mariacarmenha@hotmail.com
      UN BESO ENORMEEE!

      Eliminar